¿Cansada de batallar con su maleta? ¿No sabe de que forma llevar sus pertenencias personales? ¿Detesta con su alma la hora en la que le toca resumir su closet?

No se preocupe, porque hoy le quiero enseñar cómo jugar tetris con su maleta.

Una de las cosas que más detestamos al momento de viajar es tener que meterle Winzip a la vida y aprisionar con rudeza, casi que peleando con la maleta, para que todo entre. Apenas empieza entrar prenda por prenda la agarramos a puños, patadas y tiros hasta que el cierre haga todo el recorrido por la periferia.

Pero le quiero contar que una maleta no es tan complicado como parece. Es más, se asustaría si le digo que esto (muestra la maleta roja suya) fue mi maleta en mi último viaje.

Antes de contarle estos consejos, le voy a hacer una pregunta: ¿Le gusta leer?

a. Sí.
b. No.

Si su respuesta es “a”, puede continuar. Si en cambio fue “b”, diríjase al final de esta entrada.

lifebuzz-7ef18cb5d70dcbc0cbdc62c6a5e0779b-limit_2000

1. Nada de rueditas.

Es una maleta, no es un juguete ni un coche. Si bien las maletas de ruedas son fáciles de transportar, esto sólo sirve en una superficie que no exceda los 100 metros de longitud. De resto, le confieso que va a echar madres y va a desear tener un morral. Así que opte por llevar lo suyo a cuestas.

2. Mídala. *guiño guiño*

Trate que el tamaño sea apto para llevarlo como equipaje de mano en una aerolínea.  Muchas cobran por equipaje en bodega y se puede pegar un susto cuando llegue al aeropuerto y le toque pagar un monton de plata por llevar maleta abajo. Por lo general le tengo una regla: 40 x 30 x 20. Es como lo mínimo y proporcional.

Captura de pantalla 2017-05-04 a las 7.36.58 p.m.

3. Enrolle la ropa.

Si algo aprendimos del sushi es que la comida enrollada es pequeña pero tiene buen contenido. Este truco nunca falla: la ropa enrollada usa menos espacio que la doblada. De paso, trate de llevar ropa que no necesite planchado o parecerá un origami en la calle.

4. Cuidado con los accesorios.

Bueno, al menos no a todos. Trate de llevar un juego de fina coquetería para ponerse bonita. No se exceda, no va a querer andar con medio catalogo de Yanbal. Para los hombres, es mejor que eviten los accesorios. Incluso, puede evitar las correas con un simple buzo a la cintura pasando las mangas por el ojal.

Me lo agradecerán en el aeropuerto.

336336

5. La regla del 80%.

Hay algo que sé muy bien: muchos empacan lo que nunca usan y siempre olvidan lo más importante.

Por eso tengo una regla: la gente solo usa el 80% de lo que empaca. Sí, siempre hay algo que llega igual de limpio a como se fue. No lleve nada que posiblemente piense usar más de una vez a menos que sea un traje de baño (pero esos son cada vez más minúsculos). Si le preocupa la apariencia, trate de empacar ropa que sea combinable entre sí fácilmente. Un par de pantalones, un par de camisetas, algo para alguna noche alocada y un máximo dos pares de zapatos.

Si se le ensucia, créame que también hay lavadoras afuera.

Es más: si no tiene tanto “complique”, le cuento que hay lugares donde se adquirir ropa muy barata o incluso, comprar ropa de segunda mano a precios ridículos y de buena calidad. Apenas para sobrevivir al viaje.

6. Atención con los menjurjes

Puede que usar el ultradesmaquillador con extracto de vaca albina sea necesario en casa, pero es preferible viajar con lo básico y funcional. Cosas como desodorante, bloqueador, cepillo o seda dental. Incluso piense en el control aeroportuario y mejor compre la crema dental, el jabón o el papel higiénico ya cuando esté viajando.

Captura de pantalla 2017-05-04 a las 7.49.28 p.m.

Por cierto, ¿quién viaja con papel higiénico? Puede llevar esas cosas como equipaje de mano, mientras estén en una bolsita plástica.

7. Lleve una mochila del día a día.

Una cosa que aprendí de Dora La Explorad…Indiana Jones, es que mientras dejaba la maleta en el hostal, hotel, cuarto o alcoba matrimonial, cargaba una segunda mochila o bolso. Haga lo mismo, ojalá uno pueda enrollar o doblar fácil. Ahí va a llevar cosas como el celular, un libro, anotaciones o la cámara. Cuando no la use, la enrolla y guarda en la maleta principal como cualquier otra prenda.

8. Divida todo

Mientras vaya en el viaje trate de mover la ropa dentro de la maleta, dejando al fondo lo que no piensa usar pronto (como una chaqueta) … perdón “chamarra”, como sea; y tener arriba lo que vaya a necesitar hoy o mañana. Medias y calzones, en otro lado. Es como el closet, todo separado y fácil de encontrar porque eso le ahorrará tiempo en las mañanas. El tiempo es dinero. Más el gastado en un cuarto buscando qué ponerse, ese es carísimo.

Captura de pantalla 2017-05-04 a las 7.50.16 p.m.

Aparte tenga una bolsita para meter cables y cargadores: incluso trate de simplificar todo, llevando de los que son USB. No se olvide de un convertidor de tomacorrientes: el mundo aún no se pone de acuerdo con cuantas patas hay que meter.


Hola señor “b”. Aquí tiene el video en YouTube. A divertirse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s